Canon digital

canondigitalA ver si este Gobierno se entera de una vez y no nos trata a todos como “presuntos delincuentes” por querernos cobrar un canon sobre cualquier soporte o aparato en la creencia de que lo utilizaremos con fines “perversos”. Eso es demasiado.

De ahí que la plataforma ‘Todos contra el canon’, integrada por 27 asociaciones, haya entregado en el palacio de La Moncloa un “pendrive” con más de dos millones de firmas de ciudadanos que están en contra de la nueva tasa sobre los soportes digitales. (Entre las que se encuentra la mía, claro)

Los miembros de la plataforma, fueron recibidos en La Moncloa por el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, y por el jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, José Enrique Serrano.

Tras esa reunión, el presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, ha asegurado que el jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero les aseguró que el presidente intercederá ante los Ministerios de Cultura e Industria para que modifiquen algunos aspectos del borrador de reglamento que incluye las nuevas tarifas, aunque no se precisaron qué cambios.Hasta aquí la noticia, pero es que hay algo más.

Se deben retirar del mercado todos los soportes digitales con sistema anticopia (DRM) y que que las entidades de de gestión de derechos de propiedad intelectual deben hacer públicas sus cuentas; hacer que se conozcan cómo se reparten los derechos de autor y que se demuestre, de una vez por todas, la transparencia de su gestión que hasta el momento resulta “opaca”.

Anuncios

Descargas en la red

No paramos.

Quieren convertirnos en “delincuentes” y se quiere o pretende, que los internautas seamos, ante todo, presuntos piratas o delincuentes, como antes he dicho.

No basta con el canon ese que nos quita el dinero de forma incontrolada y abusiva por algo que no hemos hecho. Ahora, además, crecen los intentos para que la gratuidad de Internet se restrinja y que se vigilen y bloqueen las descargas.

Se quiere por parte de los sectores que todos conocemos, la SGAE y demás, que se copie la legislación francesa que desde hace pocos días, permite “vigilar” a los internautas, como sabéis.

Yo creo que ya está bien y sería positivo que el Gobierno dijera claro y alto, las medidas que va a adoptar en este sentido en su programa electoral si gana las elecciones.

De esta forma, sabríamos a qué atenernos y así, votar en conciencia porque no somos “presuntos delincuentes” como nos tratan ahora.

Ley de propiedad digital

molinaPues parece ser que la Ley de Propiedad Digital estará lista este fin de semana según ha manifestado el ministro de Cultura César Antonio Molina, el cual ha manifestado que que el asunto está “prácticamente acordado” con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (Joan Clos).

Por sus manifestaciones, “Yo creo que esta semana la cerramos (la Ley). Se va a acordar para respetar los derechos, sobre todo de los creadores y la industria” personalmente no me fío ni un pelo. Tampoco me fío porque el ministro Clos ha ido siempre errático con esta Ley y una vez dice una cosa y a la semana siguiente, otra. Tampoco me fío porque el ministro Molina entró en el Ministerio como un elefante en una cacharrería y creo yo que fue para significarse y eso… siempre es malo. Y si no, recordad lo que hizo nada más llegar: Las buenas vibraciones que le envió a Rosa Regás.

De sus declaraciones no se saca nada en claro, pero se intuye que el canon digital, que está incluido en la Ley de Propiedad Intelectual, no será como para echar cohetes y además, nadie dice nada sobre las pretensiones de la SGAE de tener la potestad, sin autorización judicial, de poder cerrar webs que consideren oportunas.

No me fío nada, lo siento, pero ojalá esté equivocado.

Ley de Internet

closSeguimos con las mismas dudas porque el Gobierno sigue haciendo lo mismo. Apunta pero no dispara.

Me refiero, en concreto al trámite de la famosa Ley de Internet (LISI) y que trae de cabeza a los internautas (El famoso artículo 19.bis que permitía a las entidades de gestión de derechos clausurar, sin orden judicial, las páginas que vulneraran la propiedad intelectual) ya que sigue sin saberse con certeza quien tendrá la autoridad para cerrar páginas web.

Esa incertidumbre es el resultado del contenido del borrador que ha presentado el Grupo Socialista del Congreso de los Diputados, ya que aunque esas enmiendas transaccionales digan que los únicos órganos competentes para restringir publicaciones, textos, imágenes, grabaciones audiovisuales o cualquier otro medio de información al que se acceda por medios electrónicos que afecte a los derechos y libertades de expresión y de información de los ciudadanos serán los Juzgados y Tribunales”, la realidad es que del análisis de ese texto se puede interpretar que se abre la puerta para que las web “puedan ser cerradas sin necesidad de autorización judicial, porque no dice cuáles son los casos, ni cuál es la autoridad competente, ni el procedimiento, ni el ámbito de aplicación para clausurar direcciones de Internet, y eso es lo que la SGAE y Promusica (productores musicales), pretenden hacer. Clausurar páginas web sin que sea un juzgado quien lo ordene.

Juan Clos sigue errático y no tiene el coraje de decir alto y claro a la SGAE y a Promusica que sólo los Jueces pueden cerrar una web. Así de alto y claro y, además, con el texto de la Ley bien redactado, de forma que no quepan interpretaciones bastardas.

Libertad sin ira

Hoy se cumplen 30 años desde que se celebraron las primeras elecciones democráticas en España después de la Guerra Civil y este hecho, merece ser portada del día de hoy y sin nada más que lo distraiga.

Aquellos días en los que todos los que tenemos una cierta edad miramos hacia delante con la esperanza de un futuro mucho mejor. Un futuro que nosotros mismos decidiríamos y en el que, de nuevo, aparecían los partidos políticos con figuras tan emblemáticas como Santiago Carrillo, Dolores Ibarruri, Rafael Alberti, el “converso” Manuel Fraga, el viejo profesor Enrique Tierno Galván, un joven Felipe González, Fernández Ordóñez, Miguel Herrero y Rodriguéz de Miñón y un largo etcétera que no cabría en este post y a los que rindo un tributo especial porque no quiero dejarme a nadie en el tintero.

Pero de todos ellos, además del Rey que no sucumbió a la “marejada”, el que destacó con luz propia y así lo reconocerá la historia, fue Adolfo Suárez. Le señaló el dedo del destino para guiar la transición de una forma notable aunque el ruido de sables le estuviera acompañando y amenazando día tras día y por ende, a todos nosotros y aunque sus compañeros (?) de partido UCD le trataran de forma cainita, inmisericorde y desleal, tuvo la entereza y la gallardía de llevarnos a buen puerto.

Para recordar y no olvidar, te propongo que escuches esta canción de Jarcha que estuvo en nuestros oídos y en nuestras almas en aquellos días y que hoy, todavía sigue viva en nuestra memoria. Que así sea por siempre.