Servicios postales

buzónCuando introducimos una carta en un buzón, depositamos nuestra confianza en los servicios postales. Estemos en el país que estemos en ese momento.

Tenemos esa confianza porque, salvo incidencias y huelgas, ese servicio funciona bien y porque entendemos que la eficacia y el buen hacer de los profesionales de correos prima sobre cualquier otra cuestión.

En ocasiones, se producen hechos insólitos que avalan lo dicho, como la noticia que ha saltado a las primeras planas de los periódicos del mundo:

“Una tarjeta de Navidad enviada en 1914 llega 93 años después a su destino”

La receptora de esa postal ha sido una mujer de Kansas (USA) llamada Ethel Martin a la que presuntamente, unos primos suyos de Nebraska le enviaron esa tarjeta con un dibujo coloreado de Papá Noel y una niña.

Se ve que los servicios postales de USA cumplen su parte del compromiso y por eso se producen, de cuando en cuando, estos hechos.