Los estímulos del cerebro

cerebroYa era algo conocido por todos pero claro, hasta que sesudos científicos no lo han publicado pues no “nos hemos dado cuenta” de que no somos máquinas.

Por eso, por no ser máquinas, nos distraemos cuando los estímulos son excesivos.

Pueden ser tantos los estímulos como situaciones pasan a nuestro alrededor. Unos cuantos ejemplos lo ilustrarán mejor y para ello he escogido lo que puede ocurrir dentro de un coche y que son un indicativo muy veraz de las situaciones de alto riesgo que asumimos cuando nos distraemos por una recepción excesiva de estímulos.

  • Móvil manos libres
  • GPS
  • Reproductor de mp3 con unos cuantos botones
  • La radio
  • Los distintos relojes de coche indicando las funciones
  • La calle, con sus semáforos y señalizaciones
  • Las curvas
  • La gente
  • Las tiendas
  • Los paisajes
  • Las escuelas
  • Los niños que cruzan intempestivamente
  • Los ciclistas
  • Los ancianos
  • Los otros coches

De todo lo que he expuesto, que es sólo una muestra, los científicos han elaborado una enorme cantidad de tests y de estudios dedicados en los últimos años a medir la capacidad de concentración y por eso, debido a los notables avances de las neurociencias en la investigación de las bases neurológicas de algunos comportamientos, ellos están comenzando a dibujar un boceto de lo que significa la distracción en el mundo que vivimos en donde los estímulos que reclaman nuestra atención crecen sin cesar.

Por si faltaba algo, desde hace relativamente poco tiempo, nos hemos adentrado por la senda de la multitarea y con una tranquilidad asombrosa, asumimos que nuestro cerebro está capacitado de sobra para abrir y ejecutar simultáneamente varios programas al mismo tiempo, ya sean mentales y/ o físicos.

Pues bien, la pregunta es la siguiente: ¿estamos realmente facultados para funcionar en esos entornos cada vez más complejos realizando bien diferentes tareas simultáneamente? La respuesta es no.

No voy a relacionar los estudios que avalan todo lo que he expuesto, pero entra dentro de la lógica el que no somos máquinas y por eso, si seguimos al pie de la letra los consejos que daban nuestros mayores:

“Si hay que hacer algo importante, hazlo cuando tengas la cabeza despejada“,

habremos acertado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s