Prince

prince

Prince (*) vuelve a enfrentarse a la industria musical al pasarse por el “arco del triunfo” a los intermediarios y hacer llegar su música a todo aquél que esté interesado en escucharla.

El asunto del enfrentamiento comenzó hace años cuando comenzó a utilizar Internet como medio directo para sus fines de ofertar su música, pero la guinda que culmina el pastel se ha producido hoy cuando los británicos han tenido la oportunidad al comprar el semanario Mail on Sunday se ha llevado una copia gratuita de su nuevo trabajo titulado: Planet Earth (Planeta Tierra) del que se han vendido 2,9 millones de ejemplares.

Para sumar despropósitos y encorajinar a las tiendas especializadas británicas, Planet Earth, que no saldrá a la venta en las tiendas hasta el 24 de julio, también será distribuido gratuitamente a los que acudan a algunos de los 21 conciertos que el músico de Minneapolis ofrecerá en Londres desde el 1 de agosto hasta el 21 de septiembre en el Arena 02.

El artista, que ya lleva vendidos 80 millones de álbums en todo el mundo con obras maestras como Purple Rain, no está arrepentido de su decisión y para muestra lo que ha manifestado un portavoz del mismo que ha declarado al Mail on Sunday que “el único objetivo de Prince es hacer accesible la música a aquellos que la quieren oir”. Algo  que a muchos músicos actuales ni siquiera se les pasa por la imaginación. Y no estamos hablando de un músico sin recursos y sin clientes fieles como demuestran sus ventas.

(*) Si queréis escuchar  su música, nada más fácil, entrar en su web y después de pinchar en “3121” poner los altavoces, así de sencillo. Explorar su web y veréis quien es este músico tan peculiar.

Anuncios

Conexión a 40 Gbps.

Cuando leo que una mujer sueca de 75 años es la que tiene la conexión de Internet más rápida del mundo (40 Gbps.) y teniendo en cuenta que yo la tengo a 4 Mb., es decir, 10.000 veces más lenta, o lo que es lo mismo, que ella tiene la conexión 10.000 veces más rápida, me asombro por lo insólito de la noticia y por ser esa velocidad de conexión inimaginable para cualquier ciudadano del mundo.

El asunto es asombroso porque esa mujer si quisiera, podría descargarse el contenido de un DVD en un tiempo estimado de dos segundos, ni más ni menos o podría ver a la vez 1.500 canales via ITPV (Televisión por Internet). ¿Os lo podéis imaginar?

La tecnología que permite esa velocidad, trabaja con cable de fibra óptica y emplea una nueva técnica de modulación que permite transferir datos directamente entre dos routers distanciados hasta por 2 mil kilómetros, sin el uso de transpondedores intermedios.

Ojalá podamos tener esa tecnología en un tiempo razonable aunque para ello tengamos que renunciar a esa fabulosa velocidad pero sí tener una más acorde con los tiempos que vivimos y no conformarnos con la de 1 2, 3 o 4 Mb. que como máximo tenemos en España los consumidores.

Todos contra el canon

La plataforma Todoscontraelcanon entregó hace dos días 1.340.000 firmas en el Ministerio de Cultura.

Este canon que grava los dispositivos electrónicos que permiten la copia de obras artísticas, es el punto de controversia que enfrenta a los usuarios y la SGAE ya que ésta última, pretende ingresar dinero por algo que no es de su competencia y por un inusual afan recaudatorio.

Por eso, hay que calificar de “prudente” la acogida de las firmas y reconocer que el derecho de los autores “es un problema que existe”, pero para el que la aplicación del canon entiendo que no es la solución, ya que gestionar un impuesto de forma privada, como pretende la SGAE no cabe en un Estado de Derecho.

Hay que unirse a esta plataforma y manifestar que no se está de acuerdo con la pretensión de la SGAE. Por eso, si estás de acuerdo con dicha plataforma, no tienes más que pinchar en este enlace y firmar en apoyo de la misma.

FIRMA 

SGAE y Ramoncín

ramoncin

D. José Ramón Julio Martínez Márquez, conocido más por su nombre artístico de “Ramoncín”, sale de la SGAE porque le llegó el turno de abandonar la Junta Directiva de esa Institución por haber estado en ella 20 años.

En una entrevista realizada en el programa Autor Autor Ramoncín ha dicho que “Me voy porque pienso que es el momento de irse, creo que es bueno limitar los cargos. Hoy la SGAE está entre las primeras del mundo, juega en la liga de Japón, Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania. Cuando entramos, la sociedad recaudaba poco y mal y hoy recauda mucho y bien. Yo he hecho este trabajo a cambio de nada”.

¿Qué haremos los pobres ciudadanos sin su presencia en esa organización? ¿Tendremos que pagar más por todo aunque él se haya ido? ¿Subsistirá la sociedad española en su conjunto sin él? ¿Subsistirá Internet sin su vigilancia?

No creo que nosotros, pobre ciudadanos, podamos prescindir de una mente tan brillante y de un músico tan espectacular e inteligente como es y será D. José Ramón Julio Martínez Márquez. de nombre artístico, Ramoncín y le habremos de buscar un acomodo acorde con su inteligencia y capacidad.

No podemos hacer menos por él ya que él ha hecho tanto por nosotros.

Virus troyano y el iPhone

iphone

Ya está en el mercado desde el 29 de junio y ya están los piratas informáticos metiendo “caña” a ese aparato llamado iPhone y para ello los piratas informáticos actúan de la única manera que saben: robar datos bancarios a los internautas más desprevenidos y para ello han creado nuevo virus troyano llamado ‘Aiphone.A’, que ha comenzado a propagarse por los ordenadores de todo el mundo aprovechando la expectativa creada por el nuevo ingenio de la factoría de Steve Jobs.

Se trata de un virus que roba los datos bancarios de los usuarios (Se trata de ‘Malware’, ‘phising’ y ‘adware’, todo en uno) y que llega a los ordenadores como un archivo adjunto en un correo electrónico o como parte de descargas infectadas de Internet.

Por eso, hay que tener mucha precaución y jamás dar nuestros datos bancarios si no es una página segura y de nuestra entera confianza, sabiendo además, que nunca nuestro banco nos pedirá esos datos en un correo.

 

El teléfono móvil y la intimidad

motorolla

Cuando se entra en un Hospital o en determinados edificios públicos o privados, se recomienda que se apaguen los teléfonos móviles (llamados celulares en Latino América).

Esta medida que me parece cabal y lógica, sigue esa recomendación y obligación cuando se embarca en un vuelo. Allí ya está prohibida la conexión de esos aparatos y otros de índole electrónica por su interferencia en la electrónica de vuelo.

Pues bien, ahora, varias compañías, entre las que se encuentran Air France y Ryanair, han ultimado un acuerdo con Vodafone para que los pasajeros puedan utilizar el teléfono móvil en el avión.

Con esta medida, se producirá un hecho que entiendo va a ser una molestia para los pasajeros. La pérdida de la escasa intimidad que podemos gozar en esos aparatos y digo esto porque cuando se viaja en tren, la colección de sonidos que emiten esos aparatos por las innumerables llamadas y las conversaciones sin sentido e insulsas que se oyen durante todo el trayecto, confirman que esas llamadas están hechas, en su mayoría, como demostración de que YO TENGO UN TELÉFONO MÓVIL, nada más.

El teléfono móvil es un aparato que además de cumplir con una función importante, que es la de poder estar comunicado en cualquier instante y en cualquier parte del mundo, parece que da a su propietario o propietaria, un estatus muy superior al del resto de los mortales: Por los ruidos de los que es capaz de emitir, por las fotografías que es capaz de hacer, por los vídeos que es capaz de grabar, por los sonidos que es capaz de grabar, por la música que es capaz de reproducir, por la conexión a Internet, por ser un GPS, etc. etc.

Dicho esto, ¿os imagináis lo que puede significar un vuelo, digamos, de Barcelona a Lisboa o a Río de Janeiro, con un enjambre de teléfonos móviles sonando por todo el avión y con las conversaciones más insulsas que podáis suponer y a cualquier hora?

De locos, digo yo. Por eso aunque este avance en la tecnología permita el uso de los móviles en los aviones, sería de desear que al mismo tiempo, se dictaran unas normas de convivencia y que no colisionaran con el derecho al descanso de los pasajeros.

¡Gora San Fermín!

ferminsanfermin

Reconozco que nunca he disfrutado del “Gora San Fermín” y estas imágenes que pongo son lo suficientemente explícitas de la fiesta grande de Pamplona como para entender la “envidia” que me producen estos jóvenes con su alegría desbordada.

Yo, aunque sea de forma virtual me uno a esa fiesta y deseo a todos los Pamplonicas y visitantes que estos días sean vibrantes y felices.

¡Gora San Fermín!